“Y después de hacer todo lo que hacen, se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se peinan, se visten y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.”

“Amor 77” en Un tal Lucas de Julio Cortázar

 

(H)inercia nos presenta un momento cotidiano de la vida de una pareja que, a consecuencia de la rutina, ha llegado a convertirse en una simple secuencia de acciones mecánicas, y nos permite ser testigos de esa extraña sensación de sentirnos irremediablemente arrastrados por nuestro devenir, de estar programados desde el momento en que suena el despertador para la consecución de nuestras tareas diarias, pasando por alto los encuentros, los roces, “los casi”, esos momentos que podrían llevarnos hacia lo inesperado.

 

Con un lenguaje predominantemente físico, combinando técnicas como mimo, máscaras o bufones, el espacio sonoro de la obra se compone de una pieza musical única en la que se fusionan textos en off, que vienen a ser todo lo que llevan por dentro los personajes, “todo lo que no se dicen”. El universo sonoro de (H)Inercia recibió una candidatura a los Premios OH! del pasado año.

 

Fotos

Videos